DE  |  EN  |  IT

Los Fundadores de la corriente terapéutica

   

Ya en 1975, L. Meersmann presentó el principio de circuito de reflexión de oscilaciones para propósitos terapéuticos y más tarde desarrolló incluso un prototipo para ello. F. Morell hizo suya esta idea y la presentó, por primera vez, en 1977 como el equipo MORA. Este fue el primer equipo en serie que se había desarrollado conjuntamente con el electrónico E. Rasche. Este equipo no sólo contenía los diferentes filtros de banda que permiten seleccionar porciones de la frecuencia, sino también un filtro especial para separar las frecuencias sanas de las patológicas. El margen de frecuencia cubría un espectro de 1Hz hasta un margen superior de kilohercios. Se podía amplificar hasta 64 veces. Por muchos años, con esto se podía tratar exitosamente un gran número de pacientes con enfermedades crónicas, y esto con pocos gastos técnicos. El círculo de los usuarios creció año por año, y con esto se ampliaron también las experiencias.

Desde 1977, nuevos desarrollos significativos lograron que este procedimiento terapéutico madurara para convertirse en un método que se mostró muy superior a muchos otros métodos de tratamiento y que puede cosechar éxitos también en casos aparentemente sin solución.

A la terapia con oscilaciones propias de los pacientes (BIT endógena) se sumaron otros procedimientos, en los cuales se suministraban impulsos curativos externos. El primer procedimiento en esta dirección fue el tratamiento con impulsos de campo micromagnético, según el biofísico W. Ludwig. Este "equipo Indumed" trabajaba con dos frecuencias ajustables sin escalonamiento que se transmitían al paciente mediante un radiador magnético. Este campo magnético se distinguía por su modulación especial con 64 trazas de elementos (ondas geomagnéticas), lo que significaba una reproducción realista del campo magnético de la Tierra. También las conocidas ondas de Schumann (7,83 Hz) formaban parte de este campo magnético. La intensidad de campo no era considerablemente mayor que la del campo magnético de la Tierra (aprox. 1/2 Gauss). Este equipo, más tarde, se siguió desarrollando y recibió el nuevo nombre Medisend super II.

F. Morell dio otro paso en esta dirección con el equipo "MORA-Color", el primer equipo electrónico para la terapia de color. Se empleaban seis colores que se transmitían con electrodos después de haber sido transformados de modo descendente.

Un desarrollo ulterior, consecuente con el principio de lograr mediante la transmisión de informaciones efectos terapéuticos y que daba cuenta de las experiencias acumuladas entre tanto en muchos años, era el equipo "Multicom" que fue desarrollado en 1987 según las ideas de B. Köhler conjuntamente con W. Ludwig. En esto tuvieron en cuenta los conocimientos aportados por el físico inglés C.W. Smith, según los cuales el organismo tiene la capacidad de absorber las frecuencias necesarias en fracciones de segundos y de bloquear, sin embargo, las frecuencias no deseadas por un tiempo determinado. Por vez primera, se utilizaron doce colores en relación con los sonidos correspondientes, Además, estaban almacenadas 33 frecuencias de piedras preciosas, así como 12 informaciones sobre metales, con las cuales también podían realizarse terapias.

En esto se utilizó, por primera vez, un novedoso procedimiento de memorización que fue desarrollado por W. Ludwig. Con las frecuencias de oscilación específicas de las diferentes partes de la terapia se estructuraron núcleos de ferrita (mediante reacciones de cambio de lugar forzadas), con lo cual se creó también la base para desarrollos posteriores.

La transmisión se efectuaba a través de un campo micromagnético según W. Ludwig o a través de un láser blando (soft-laser) que también fue utilizado por primera vez.

B. Köhler, llevó a cabo otro desarrollo significativo con el equipo "Audiocolor". Con él pueden mezclarse dos colores sin escalonamiento de modo polar, dirigiéndose, de esta manera, directamente a diferentes niveles en el organismo sin irritar las zonas no participantes.

Este procedimiento selectivo forma parte de la "Terapia de Informaciones de Sistema (SIT)". Si bien es cierto que este concepto se introdujo, por vez primera, en 1993 por B. Köhler, la metodología se empleaba ya antes (véase "SIT - Terapia de Informaciones de Sistema" del Dr. W. Ludwig, Editorial Spitta). El principio radica en la utilización consecuente de la ley de la polaridad, tratando selectivamente, en lo posible, sólo sectores cerrados del sistema sin influir en las áreas sanas.

Según este nuevo principio, B. Köhler desarrolló en 1993 el "Equipo de Ensayo y Terapia del Metabolismo" VEGA-STT basado en los fundamentos científicos de la teoría de tres componentes según J. Schole. Con este equipo se puede medir, de modo sencillo, la situación actual del metabolismo y, a continuación, corregirla inmediatamente en relación con algún órgano o de manera general.

Los fundamentos técnicos, otra vez, están basados en el almacenaje de informaciones (en este caso, de las hormonas controladoras del metabolismo) en núcleos de ferrita, según el procedimiento desarrollado por el Dr. W. Ludwig.

Pero también progresó el campo de la BIT endógena. La separación de las frecuencias patológicas de las sanas se realizó en el equipo "BICOM" de 1987, debido a un nuevo desarrollo. Mediante un paso de banda atravesante (según R. Marscholeck) el margen de frecuencia se pudo delimitar más precisamente, sin embargo, se conservó todavía, siguiendo a L. Meersmann, el llamado filtro HD.

Algo que, más tarde, también se materializó, de modo similar, en el "MORA- Super". La tendencia de computerización tampoco retrocedió ante estos equipos. Esta tendencia se desarrolló de forma extrema en este nuevo equipo MORA. Si bien, esto no deja de conllevar algunos problemas ya que las alteraciones y las influencias producidas por el ordenador no pueden ser completamente evitadas.

La construcción más reciente es el equipo "Vegaselect" que en 1991 ofreció nuevamente algunas innovaciones. Debido a la existencia de una entrada y una salida bipolares, no necesita de un amplificador, lo que es especialmente favorable para la característica de frecuencia. Además, el equipo está provisto de una memoria biológica, con la cual se realiza una separación limpia de las frecuencias patológicas y fisiológicas. Este procedimiento presenta la 3ª generación en el desarrollo de equipos. Dos frecuencias ajustables adicionales convierten el Vegaselect en una combinación de BIT endógena y exógena. La transmisión se efectúa de manera atérmica a través de un campo magnético dinámico.

Otra innovación la constituyó el equipo para la "terapia de regeneración de la matriz" VEGA-MRT presentado por B. Köhler también en 1991. Este equipo fue concebido para la desintoxicación básica y la regeneración de la matriz y combina sinergéticamente el masaje de aspiración petequial con una corriente continua débil y la BIT. Debido a la conexión especial de la sección de BIT, se pude realizar ya aquí el principio de la SIT, y los éxitos de curación de este método en pacientes gravemente enfermos son correspondientemente excepcionales.

Existe una esfera especial de la BIT, esta es la posibilidad de guardar las señales terapéuticas en determinados medios portadores, lo que contribuye a la prolongación del efecto. Hace ya 15 años que P. Rademacher y Gilch discutían la memorización en cintas magnéticas, lo que, sin embargo, P. Rademacher materializó sólo en 1994 de un modo especial. Utilizó las llamadas tarjetas SI, tarjetas de cartón pequeñas y delgadas provistas de una banda magnética que pueden registrar las frecuencias terapéuticas consecutivamente y separadas en el espacio.

Independientemente de esto, C.W. Smith propuso hace también aproximadamente 15 años registrar el electrosmog en la incubadora de prematuros en una casete de audio y luego reproducirlo de manera invertida para reducir este estrés máximo del organismo débil.

De manera elegante, D. Müller hizo posible en 1996 una opción de memorización parecida, empleando bandas de cintas de video que pueden ser aplicadas al paciente. Éstas contienen la información grabada en la terapia, o espectros de resonancia análoga substanciales.

Además de estas posibilidades, también el agua se sigue utilizando como medio de memorización.

En el transcurso del tiempo, llegaron al mercado muchos otros equipos (de diferentes dimensiones, más pequeños o más grandes) de un total de aproximadamente 20 fabricantes. Sin embargo, con estos no se introdujeron innovaciones importantes, por lo que, para no enturbiar la claridad de la exposición, en este lugar no indicaremos datos detallados de estos equipos.

En primera línea, las diferencias son de naturaleza técnica. En cuanto a la disposición de los electrodos, actualmente se distingue entre el método de dos cables (Vergaselect) o de un solo cable (BICOM, MORA y los demás), respectivamente. Para la separación de las frecuencias patológicas y fisiológicas, se emplean diferentes filtros (BICOM, MORA) o una memoria biológica (Vegaselect). Algunos equipos funcionan con amplificadores (parcialmente, muy potentes, lo que, sin embargo, no tiene demasiado sentido, ya que por la ruptura de las cadenas Lecher -véase el 2º capítulo- ocurren efectos alopático-suprimentes, pero ya no es posible una transmisión de informaciones). Otros equipos no necesitan amplificador.

Fue en el año 2004 cuando se dio otro paso decisivo en esa dirección. Con la adaptación consecuente de la ley 3+1 del premio Nobel Wolfgang Pauli (Neutrino) a la medicina por parte de Bodo Köhler fueron descifrados los mecanismos cuatripolares de control de los procesos vitales y se aplicaron a importantes sistemas funcionales. Con ello se generó un nuevo procedimiento terapéutico, la revitalización de células y matriz (ZMR), que fue llevado a cabo con el aparato ZMR. Así se hicieron converger los resultados de las investigaciones de Max Lüscher en relación con la regulación psíquica, los conocimientos acerca del metabolismo celular de Jürgen Schole y los nuevos puntos de vista sobre el equilibrio de ácidos y bases y, por último, la experiencia práctica en este ámbito acumulada durante más de una década.

También se dieron pasos decisivos y se descubrieron nuevos caminos en la aplicación técnica. Junto a un sistema de medición completamente inédito, se procede a una transmisión de señales tan completamente afín a la naturaleza como es, en última instancia, posible: eléctrica, magnética, según colores, y escalar. Un registro analógico fue desarrollado a partir de una base de silicio (como sucede en la naturaleza) que siguió los importantes ensayos del bioquímico Erwind Ringwald y representa una absoluta novedad. Los tejidos conjuntivos de la matriz consisten en silicio, nuestra alimentación se genera en el silicio (la tierra de la superficie de campos). El silicio es indispensable en los procesos vitales y representa por eso el campo de resonancia ideal para las señales terapéuticas.

Después de dos décadas de estudios empíricos, investigación y desarrollo, la BIT se apoya hoy en cuatro columnas:

 

ZMR
MRT
BIT endógena
BIT exógena
Las precondiciones para la curación se generan a partir de una regulación cuatripolar de la psique, el metabolismo celular y el equilibrio de ácidos y bases. Depuración intensiva de base. Terapia de descarga - eliminación de los factores de estrés crónico. Refuerzo de la constitución con colores, sonidos, etc.

 

 

 

 

 

 

Los avances en el desarrollo de equipos fueron acompañados también por diferentes formas de aplicación novedosa de la BIT. Gracias a los nuevos resultados de investigación, surgió otra comprensión de la fisiología del cuerpo, por lo que se pudo optimizar la aplicación terapéutica. De ahí surgió, por necesidad, una nueva terminología y una serie de denominaciones, las cuales se encuentran en una lista aparte y presentan una jerga técnica propia.

Pero también el nombre del método cambia en el transcurso del tiempo. La denominación "Terapia MORA", originada en 1987, fue sustituida por "terapia de bio-resonancia" y ésta, a su vez, en 1995, por la "terapia de informaciones biofísicas".

 

 
background
Diese Webseite verwendet ausschlie√ülich essenziell wichtige Cookies die f√ľr den effektiven Seitenbetrieb notwendig sind. Mehr Infos hier: Datenschutzerkl√§rung OK